Que la operación de nuevos hospitales se base en la evidencia

Por: Elena Conterno, Presidenta de IPAE

Mediante un Decreto de Urgencia reciente se estableció que a fin de procurar la sostenibilidad financiera de la seguridad social de EsSalud, la contribución del Estado por sus trabajadores, bajo régimen CAS, se calculará teniendo como base imponible un monto de 55% de la UIT, frente al 30% que es actualmente (y al 100% de remuneración en el caso de trabajadores del sector privado).

La presidenta ejecutiva de EsSalud, Fiorella Molinelli, anunció de inmediato que el financiamiento adicional permitirá construir cinco nuevos hospitales en Cajamarca, Pasco, Puno, Ica y Lima (Ate Vitarte).

Hoy, EsSalud tiene establecimientos operados bajo normas públicas y otros bajo normas privadas. Estos segundos, lo hacen bajo el esquema de Bata Blanca en donde un operador privado se encarga de toda la provisión de servicios, incluyendo la atención médica y, por supuesto, la prevención. Estos solo son retribuidos si cumplen los estándares de calidad establecidos.

En este modelo se tiene a los hospitales de Villa María del Triunfo y del Callao que son manejados por una empresa privada, la cual tiene la responsabilidad de velar por la salud de 500 mil asegurados. En estos hospitales, la satisfacción de los usuarios es de más del 80%, los días para obtener una cita médica son tres y la disponibilidad de medicamentos es de 99%. Así, la provisión está a cargo de un operador privado, pero el financiamiento es del Estado, contra cumplimiento de resultados y estándares de calidad.

Según resaltaron los premios Nobel de Economía de 2019, las decisiones sobre servicios sociales deben basarse en evidencia. En este caso, la satisfacción de los asegurados con la atención en los hospitales mencionados muestra que se logra mejor calidad de servicio cuando se contrata a un operador que garantice los estándares de calidad de un buen servicio.

Si tenemos a los ciudadanos peruanos al centro de nuestras decisiones, dada la evidencia existente, los cinco nuevos hospitales que EsSalud financie deberán desarrollarse bajo la modalidad de Bata Blanca. Solo así se estará procurando una salud de calidad y no solo un edificio público que ofrezca atención a los peruanos.

Fuente: Diario Correo