Por más opciones de calidad para los escolares peruanos

Por: Elena Conterno, Presidenta de IPAE

Para las familias peruanas, la educación de sus hijos es un tema prioritario. Una educación de calidad es lo que demandan, entendida esta como aquella que permite a los niños obtener conocimientos y capacidades que los habiliten para emprender con éxito su proyecto de vida: desde leer y escribir, sumar y restar, hasta respetar a los demás y discernir entre lo correcto e incorrecto, pasando por saber escuchar
y trabajar en equipo.

Lamentablemente, las escuelas públicas aún distan de ofrecer una educación de calidad: a nivel de segundo de secundaria, menos de 12% de los alumnos logra los aprendizajes esperados en comunicaciones y matemáticas, en tanto que. menos de un tercio de las escuelas cuenta con los servicios básicos de agua, desagüe y electricidad.

En Piura, la situación de las escuelas públicas es similar a la del promedio nacional. A nivel de escuelas privadas,  el logro de aprendizajes de comunicaciones y matemáticas se eleva a 24%, en tanto que el porcentaje de escuelas que cuenta con los tres servicios públicos se eleva a 88%.
En atención a esta realidad, muchas familias ahorran en otros rubros del gasto familiar para que los hijos puedan ir a una escuela de gestión privada.

A inicios de este 2020 se promulgó un decreto de urgencia para combatir la informalidad en la educación privada de nivel escolar. Desde IPAE, saludamos esta medida y en general, todos los esfuerzos por combatir la prestación de servicios sin cumplir las condiciones básicas de calidad que esperan y merecen las familias.

Sin embargo, el decreto deroga el artículo 5 de la Ley 26549, Ley de Centros Educativos Privados, que establecía la potestad de los colegios de elaborar de manera autónoma sus planes y programas educativos. Desde IPAE defendemos la importancia de contar con diversos modelos educativos y brindar a las instituciones, tanto públicas como privadas, la autonomía y la flexibilidad necesarias para construir un proyecto educativo que considere la diversidad y el potencial de su entorno, propiciando la innovación para el logro de los aprendizajes. Será importante cómo se reglamentan y aplican estas disposiciones, para que no se configuren en un freno a nuevas opciones de calidad para las familias.

Es importante tener en cuenta que el Estado debe enfocarse en mejorar la calidad de escuelas públicas, al igual que de las privadas para que los niños puedan acceder a instituciones de calidad y tengan más de una opción.

Atender la demanda por escuelas de calidad de las familias peruanas debería ser la prioridad.
En tal sentido, se requiere una estrategia para que las escuelas públicas entren a un proceso acelerado de mejora, así como facilitar que las escuelas públicas y privadas puedan innovar.

Fuente: Diario el Tiempo