NOTA DE PRENSA – #RutaPerú Para optimizar los servicios de salud que reciben los ciudadanos, urge reestructurar el sistema

Lima, marzo de 2021.- El COVID-19 ha puesto en evidencia las falencias del sistema de salud en el país, que se han visto reflejadas en deficiencias de infraestructura, equipos, personal y en el subóptimo uso de estos recursos. Esta situación se traduce en una brecha importante en la oferta de servicios de salud de calidad, que urge poder atender en beneficio de toda la población.

En ese marco, IPAE Asociación Empresarial y el Consejo Privado de Competitividad (CPC) lanzan la #RUTAPerú: Organización del sistema de salud para garantizar servicios oportunos y de calidad al ciudadano. Esta plantea mejorar el funcionamiento del sistema de salud, de cara a que el ciudadano reciba servicios oportunos y de calidad, para lo cual se necesita realizar una separación efectiva de las tres funciones (rectoría, prestación y aseguramiento) y optimizarlas.

“Desde el CPC elaboramos el tercer Informe de Competitividad 2021 en el que se ha incluido el factor salud. Se conoce que el sistema de salud peruano estaba en una precaria situación para enfrentar el COVID-19: a marzo de 2020 había 13 médicos por cada 10 mil habitantes, 0.3 camas UCI por cada 100 mil habitantes y 0.1 camas hospitalarias por cada mil habitantes, mientras que otros países cercanos como Colombia superaban ampliamente esta capacidad. Creemos que esta precaria situación tiene que superarse en beneficio del ciudadano, por ello hemos elaborado esta ruta con propuestas aplicables y tangibles”, comentó Marisol Guiulfo, gerente general del Consejo Privado de Competitividad.

Sobre la Rectoría, la Ley Marco en Aseguramiento en Salud asignó esta función al Ministerio de Salud, con lo cual es la única encargada de direccionar las políticas públicas nacionales y sectoriales para conducir el sistema de salud en su totalidad. Sobre el tema, la #RutaPerú propone fortalecer la rectoría del Minsa mediante la creación de una Secretaría de Conducción Estratégica. Esta entidad dependería del Despacho Ministerial, por lo que contaría con autonomía suficiente para conducir el proceso de planeamiento y diseño de políticas. Asimismo, en el marco de su creación, la Secretaría deberá implementar un proceso de planificación estratégica y de definición de prioridades de salud 2021-2026, a través de un plan estratégico sectorial.

En lo que respecta a la Prestación, actualmente el Minsa asume el rol de prestador de servicios de salud para Lima Metropolitana. Asimismo, supervisa y asiste a las regiones, sumando 231 unidades ejecutoras a nivel nacional, lo cual debilita su rol rector. En esa línea, es clave la implementación de un proceso de separación de funciones en el sistema de salud, el cual permita a las entidades operar de manera eficiente, ofrecer a la población el acceso oportuno y de calidad a los servicios de salud; y garantizar la continuidad de la atención.

En este ámbito, la #RutaPerú propone tres aspectos de mejora: 1) Implementar las Unidades de Gestión Ipress (Ugipress) como organismos públicos ejecutores, que funcionen de manera independiente al Ministerio de Salud y los gobiernos regionales. Sobre el primer punto, las Ugipress, que son entidades encargadas de la administración y gestión de los recursos destinados al funcionamiento idóneo de las IPRESS (prestadores), se crearían en cada región adscrita al gobierno regional y, en el caso de Lima Metropolitana, adscrita al Minsa bajo la forma de un organismo público ejecutor (OPE). Se encargarían de administrar las prestaciones de los establecimientos de salud nivel I y II. En el caso de los establecimientos nivel III, se crearía una Ugipress adicional adscrita al Minsa como OPE.

Así como, 2) Implementar mecanismos de intercambio prestacional entre Minsa, EsSalud y privados, o de compra-venta de servicios. Ello facilitará el acceso de los ciudadanos a servicios de salud; por ejemplo, en el caso de asegurados del SIS de la provincia de Islay (Arequipa), ya no tendrían que desplazarse a la provincia de Camaná (Arequipa) para atenderse, sino que lo podrían hacer en el hospital de EsSalud de su misma localidad, y que el SIS se encargue de pagar por la prestación;  y 3) Ampliar la oferta de servicios del primer nivel de atención mediante la utilización de mecanismos como APP y contratos Gobierno a Gobierno.

Finalmente, sobre el Aseguramiento, se ha identificado que uno de los principales avances en materia de salud es el incremento en la cobertura de la población afiliada a un seguro de salud. Desde el 2019, el Gobierno ha promovido una política de aseguramiento universal, garantizando que todo ciudadano sin seguro sea afiliado al SIS bajo el Plan Esencial de Aseguramiento en Salud (PEAS) de manera gratuita. Este hecho ha generado una presión importante sobre el SIS para que actúe como un verdadero asegurador. Sin embargo, su poca institucionalidad, la fragmentación del financiamiento del sector y su limitada asignación al SIS, impiden que opere como un verdadero asegurador.

“La pandemia ha dejado en evidencia muchas deficiencias en el sistema salud de todos los peruanos. Es importante repensar el sistema poniendo al ciudadano al centro; así, el SIS debe ver a los ciudadanos que atiende como clientes a los cuales asegura acceso a servicios de salud de calidad, para lo cual tiene recursos suficientes y contrata a prestadores a quienes paga por los servicios prestados”, manifestó Elena Conterno, presidenta de IPAE Asociación Empresarial.

Como alternativa de solución, la #RutaPerú propone: 1) reducir la fragmentación de los fondos públicos de salud, para que el SIS maneje gradualmente un presupuesto mayor al actual 8,3% de la función salud. Con esta propuesta, el objetivo es que el SIS tenga un esquema de financiamiento adecuado y la capacidad de exigir calidad a los prestadores del servicio. Para ello se requiere tener reglas claras para la transferencia del MEF al SIS en función de personas aseguradas, riesgos y un paquete definido de servicios que tome como referencia al PEAS y los planes complementarios. Y 2) la creación de un directorio del SIS para garantizar una mayor institucionalidad. Cabe precisar que esta medida está incluida en el Decreto Legislativo 1346, pero hasta la fecha no se ha implementado. Este directorio debe incluir entre sus miembros a representantes del MEF, Minsa y al jefe del SIS.

Al respecto, otra de las mejoras que propone la #RutaPerú es avanzar en salud digital para transformar el sector. Según el Banco Mundial, los sistemas de información de salud del Perú no son capaces de apoyar una gestión local eficiente de los procesos de atención de la salud. En esta situación, un primer paso hacia ello es la implementación progresiva de las historias clínicas electrónicas, que mejorarían la calidad de la atención, facilitarían el seguimiento de la salud de los ciudadanos y ahorrarían costos. Cabe mencionar que EsSalud ya cuenta con un sistema de historias clínicas electrónicas, con lo cual no debería ser complicada su aplicación también en el Minsa.

Puedes descargar la Ruta en Desarrollo Nacional completa en: https://www.ipae.pe/wp-content/uploads/2021/02/RPDN-Organizacion-del-sistema-de-salud.pdf

El documento, elaborado por IPAE Asociación Empresarial y el Consejo Privado de Competitividad (CPC), recoge las iniciativas formuladas por el CPC en su Informe de Competitividad 2021. La redacción estuvo a cargo de Miguel Andrés Jaramillo Franco, Economista Principal; y Rocío Medina Polar, Economista; ambos del CPC.