Jaime Aguirre Guarderas: “La revolución digital no es solo Facebook”

“Es tan relevante la transformación digital que es considerada la cuarta revolución industrial. Permite que haya saltos cualitativos en organizaciones, países y sociedades. Si el país no se sube a esta ola digital, nos vamos a quedar rezagados”, advierte.

Trabajó más de 20 años en IBM. Fue como su segunda escuela. Muchos de los fenómenos tecnológicos que hoy vivimos, él los conoció, hace décadas, en los laboratorios de dicha compañía. Jaime Aguirre Guarderas es hoy presidente del CADE Digital, encuentro que se realizará este 15 y 16 de agosto, en el Centro de Convenciones de Lima. ‘Perú digital (r) evoluciona’ es el nombre para esta primera edición. “Todavía estamos en una etapa incipiente del desarrollo de la tecnología”, afirma. A Jaime Aguirre le atrae la automatización, estudia la teletransportación y considera que los autos particulares van a desaparecer. Antes que pase todo ello, es necesario poner en debate las oportunidades que generan las tecnologías digitales y cómo impactarán en los negocios, la sociedad y el gobierno.

Tan determinante será lo digital que ya tenemos un CADE orientado a ello. ¿Por qué?
Es tan relevante que es considerada la cuarta revolución industrial en el mundo. Y trae consigo oportunidades. Permite que haya saltos cualitativos en las organizaciones, en los países y en las sociedades que lo implementan. Si el país no se sube a esta ola digital, nos vamos a quedar rezagados. Una vez que logras el desarrollo, no puedes creer que ese desarrollo que lograste es permanente, porque vienen estos cambios disruptivos. Los que innovan tienen una capacidad inmensa de crecer.

¿Y el Perú en qué punto de la ola está?
La transformación digital ya empezó hace algunos años y nosotros nos hemos ido quedando. Según el ranking de competitividad digital del IMD, en 2016 estábamos en el puesto 58; y en 2017, en la ubicación 62. Hay otro ranking del Banco Mundial que es sobre facilidad de hacer negocios en un país, y dice que en 2015 nos encontrábamos en la posición 35; y en 2017, en el puesto 58. Lo que está ocurriendo es que los países que se han subido a esa ola un poco más temprano, nos están pasando. Subirse rápido a esa ola te ayuda a mejorar la eficiencia de tus procesos y aceleras el crecimiento. Si creces más que otros países, compites por inversiones que vienen de distintos lugares. Esos capitales buscan dónde pueden crecer más. Si hay otro país que crece más y rápido, prefieren irse allá. Es una competencia y nosotros estamos perdiendo el paso.

Jaime Aguirre
“El inicio de las coimas se da porque alguien te dice: ‘Te agilizo el trámite’. Si tus trámites pudieran fluir de forma transparente, no ocurriría eso”, declara el presidente de CADE digital (Renzo Salazar/Perú21).

Tratemos de acercar esta preocupación al ciudadano de a pie. ¿Por qué él tendría que preocuparse de que estemos perdiendo el paso? ¿Cómo lo afecta directamente?
Los ciudadanos de a pie somos consumidores y las empresas deberían estar dándonos mejores servicios. Me refiero al sector privado y público. Por ejemplo, en Estonia –y en CADE Digital va a estar ex presidente de ese país Toomas Hendrik Ilves– el ciudadano tiene un derecho constitucional para acceder a Internet. Allá es gratis el Wi-Fi. Ahí el beneficio es la interconectividad. Además, ¿los ciudadanos no quisiéramos que se acorten los trámites en el sector público? Los temas notariales y médicos también pueden tener mejores servicios a través de la digitalización o la inteligencia artificial.

¿Estamos preparados para la transformación digital?
Todos los países estamos en el partidor, en similares circunstancias de tecnologías nuevas, de escasez de talentos. Hay que ver cuán rápido podemos empezar a cerrar las brechas. En ese sentido, el marco legal debe favorecer bastante para que las empresas, los emprendedores, los inversionistas puedan estar unidos. No basta tener talento digital si no hay un emprendedor que tenga una idea de cómo resolver una necesidad de mercado. Pero tampoco funcionan si no tienen los recursos económicos que permitan que esto se vaya a desarrollar. Y tampoco funcionaría si no hay la accesibilidad para todos los ciudadanos. Lo que queremos hacer en este CADE Digital es que los diversos actores del ecosistema puedan estar integrados y su relación sea fluida.

¿Formamos profesionales con una visión de transformación digital?
Es algo que vamos a ver. Habrá un panel con el ministro de Educación, Daniel Alfaro, y otros expertos. Hay mucho que es autoaprendizaje y hay que guiar ese autoaprendizaje. Todavía las universidades no están sacando profesionales especialistas en todo esto, pero es lógico que así sea porque son tecnologías que recién han aparecido.

Los jóvenes tienen una gran oportunidad en las profesiones digitales.
Y no solo es en la parte técnica, sino también tienes al visionario de negocios y aquel profesional que te ayuda al cambio cultural y de conducta de una organización.

¿Cómo reducir esta brecha entre político-ciudadano, empresario-ciudadano, a través de encuentros como el CADE?
Esta entrevista es un mecanismo para entender la importancia que tiene estar inmersos en los cambios en el mundo. No quedar desfasados, entender que la revolución digital no es Facebook solamente. Este CADE tiene, además, una idea implícita: los elementos de la transformación digital ponen al ser humano en el centro. Todo lo que se hace es para servir a las personas y no para la cosificación de ellas. Por ejemplo, que tu historial médico pueda estar en la nube y cualquier médico que te atenderá la pueda revisar.

“La transformación digital ya empezó hace algunos años y nosotros nos hemos ido quedando”, expresa Jaime Aguirre (Renzo Salazar/Perú21).

¿Esta transformación cómo suma en temas como inseguridad, violencia, corrupción?
Tendremos una sesión que hablará de la ciberseguridad, donde estarán Enrique Ortegón, director general de Salesforce Latinoamérica, y el ex ministro del Interior Carlos Basombrío. La tecnología te permite la transparencia, poner todos los procesos de un juicio visibles. Muchas veces el inicio de las coimas que se dan es porque surge alguien que te dice: “Yo te puedo agilizar el trámite”. Si tus trámites fluyeran de una manera transparente, no ocurriría eso.

¿En qué momento podemos ver esos cambios? ¿Cuál es el horizonte?
Todas esas herramientas ya están disponibles. Implementarlas podría ocurrir, incluso, al próximo año. Lo que falta es esta consciencia de que hay que despertar en los distintos sectores de la industria. Es la decisión de actuar.

Autoficha:
– “Nací en Lima, el 26 de diciembre de 1958. Fastidié mucho a mi madre para nacer (risas). Estudié en el colegio Maristas. Soy economista de la Universidad del Pacífico. En el colegio nos dieron un test de orientación vocacional y me desorientó totalmente. Hubiese querido estudiar Ingeniería Industrial”.

– “Entré a trabajar a IBM. Me fui a hacer un MBA a Nueva York. Posteriormente formé mi empresa consultora Innovación Comercial Inca. Estuve en la empresa peruana Montana. Luego en Komatsu-Mitsui y hasta este año gerenciando la Compañía Molinera del Centro”.

– “Junto con unos socios hice Súper Ticket, predecesor de Teleticket, en la época que se vendían las entradas en la farmacia Deza. Ahora estoy en un emprendimiento personal, que está enfocado para la industria de alimentos. Siempre estoy conectado con mi laptop y el celular, desde donde puedo ver mi empresa”.