Efecto en cadena: lo que el cade nos dejó

Así fue el primer día del Cade Ejecutivos 2019 que se realiza en Paracas (FOTOS)

Empezar el evento asumiendo la culpa de las acciones equivocadas de algunos empresarios, que recientemente acaparan todos los titulares, nos dio pie para entender que esta reunión es el reflejo de personas en el espejo de sus marcas, sus empresas y sus decisiones.

Se trata, por un lado, del choque de reputación entre empresarios y empresas, pero también, el choque entre la razón de ser de CADE y lo que la gente percibe desde fuera. Este ha sido uno de los CADE más criticados y vapuleados en redes sociales. La queja recurrente es que no pasa de palabras y buenas intenciones, el espacio para que grandes empresarios midan sus egos. Sin embargo, desde adentro, rescato aprendizajes importantes.

No se deja de lado el entorno internacional, la crisis que se detonó en Chile fue analizada desde la mirada de Juan Carlos Eichholz (chileno), quien explicó que el caos vivido en el país vecino refleja el sentir de una sociedad que percibe abusos y opresión de parte de políticos y de empresarios.

Así fue el primer día del Cade Ejecutivos 2019 que se realiza en Paracas (FOTOS)

“Este ha sido uno de los CADE más criticados y vapuleados en redes sociales. La queja recurrente es que no pasa de palabras y buenas intenciones, el espacio para que grandes empresarios midan sus egos”.

Sobre la situación de coyuntura local, no se trató de evadir lo evidente. Elena Conterno (de Ipae), y María Isabel León (de Confiep) hablaron de la necesidad de asumir los errores y poner a los peruanos y a la ética en el centro de todas las decisiones. Por su parte, Marlene Molero (de Gender Lab) lanzó la potente frase: “No estamos acá para aceptar lo que no podemos cambiar sino para cambiar lo que no podemos aceptar”.

Posteriormente, sorprendió una lúcida mirada de la ministra de Economía, María Antonieta Alva. No deja de emocionarme el poder mencionar a mujeres talentosas enviando mensajes correctos en una tribuna en la que –usualmente– predominan hombres.

Otra novedad importante que trajo CADE fue la presentación de los Escenarios Perú 2050, cumpliendo una promesa hecha en CADE 2018. La presencia de candidatos jóvenes al Congreso, contando sus propuestas y participando en debates. Oppenheimer, durante su ponencia, comentó que lo que ocurre en nuestras latitudes responde a movimientos sociales que se pronuncian en contra de regímenes populistas o autoritarios.

Al final del día, CADE proporciona un espacio de reflexión necesario. Es momento de separar la paja del trigo. Particularmente, pienso que, de seguir así, el estereotipo del empresario peruano no estará muy lejos que el de nuestros políticos. He ahí la ironía de haber cerrado el evento entonando la canción de Los Prisioneros: “El baile de los que sobran”.

Fuente: Diario El Comercio