COLUMNA DE OPINIÓN – Por una transición ordenada

Nuestro país vive una seria inestabilidad política y social a raíz del proceso de vacancia a Martín Vizcarra aprobado esta semana por el Congreso de la República. Esto complica aún más la lucha frontal contra la pandemia del COVID-19, que había registrado un descenso en los contagios, así como impulsar la recuperación de nuestra golpeada economía. Es importante que todos los actores políticos y nuestras autoridades tomen consciencia de esta situación y se enfoquen en priorizar las necesidades y preocupaciones de la ciudadanía.

Desde IPAE, discrepamos de la forma como el Congreso ha aplicado la causal de incapacidad moral permanente para así vacar al presidente Martín Vizcarra. En esa línea, hicimos un llamado al gobierno de transición a preservar la democracia, para lo cual es vital mantener el proceso electoral ya convocado según las fechas previstas y hacer una transferencia ordenada del poder, el 28 de julio de 2021, a las nuevas autoridades electas.

De igual modo, es de especial relevancia priorizar el equilibrio de poderes y, en tal sentido, dado que el nuevo mandatario del gobierno de transición ha sido determinado por el Congreso, resulta prudente que la elección de los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional sea realizada por el parlamento que entraría en funciones del 2021 al 2026.

Es importante que las autoridades, la academia, la sociedad civil y el sector privado encuentren las condiciones mínimas de consenso para garantizar que se dé un proceso de transición hacia un nuevo gobierno de una manera democrática y adecuada, en medio de la crisis sanitaria. Es también trascendental para el país que se tenga claridad sobre la decisión que tomó el Congreso sobre el proceso de vacancia, de cara a situaciones similares a futuro, por lo cual el pronunciamiento del Tribunal Constitucional sobre los alcances de esta causal es clave.

Ante la actual situación, es trascendental que la ciudadanía manifieste su sentir de manera pacífica, proceso imprescindible de una democracia, por eso invocamos a las autoridades a velar y a garantizar el respeto a los derechos humanos de la ciudadanía que está ejerciendo el mismo. Todos debemos permanecer alerta y vigilantes ante las acciones de este gobierno de transición y exigir que se priorice la atención de la crisis sanitaria y la generación de empleo en el marco de la reactivación económica, en beneficio de todos los peruanos.

Fuente: Columna de Opinión del Diario Correo publicada el 14 de noviembre del 2020.