COLUMNA DE OPINIÓN – Cuidemos la producción, es condición necesaria para el bienestar

Por Elena Conterno, presidenta de IPAE Asociación Empresarial.

Vemos con preocupación los estimados de retroceso de la economía peruana para este año. Se estima una caída de 12-15% en la producción y el aumento de pobreza en 10 puntos porcentuales, lo que significa que 3 millones de peruanos volverán a ser pobres.

Recordemos de dónde venimos, y el rol del crecimiento económico en ello. Al respecto, en los últimos 20 años, la producción se ha multiplicado casi por tres, lo que permitió disminuir la pobreza en 40 puntos (de 60 a 20%). En efecto, en los últimos 20 años el crecimiento permitió que 12 millones de peruanos salieran de la pobreza.

Hay dos vías por las cuales el crecimiento económico incide en el bienestar de las familias. Por un lado, el crecimiento económico implica más puestos de trabajo, lo que significa mayores ingresos para las familias. Según estimados de economistas, los ingresos del trabajo explican el 70-75% de los ingresos totales de las familias más pobres; es decir, es vía generación de empleo y consumo que más se benefician las familias.

La segunda vía se refiere a que el crecimiento económico viene con más impuestos, lo cual significa un mayor presupuesto público, entre otras cosas, para brindar mejores servicios públicos y desplegar programas sociales en beneficio de las familias en pobreza. Al respecto, el crecimiento de los últimos años permitió que el presupuesto público se multiplicase por 5. En efecto, el presupuesto de 2019 fue cinco veces el de 1999. Sin embargo, la contribución de los programas sociales y los servicios públicos en el bienestar de las familias fue bastante menor al del empleo, de aproximadamente 10-15%.

Es muy bueno que el crecimiento económico brinde bienestar a las familias vía empleo, pero debemos trabajar en que el bienestar que brinda vía la mayor recaudación sea mucho mayor. El avance de los servicios públicos en los últimos años no se corresponde con una multiplicación por cinco del presupuesto.

De cara al futuro, pongamos énfasis en recuperar la producción y crecer, pero también en mejorar los servicios públicos, para comenzar los de salud y educación; en ambos casos, no solo necesitamos que los servicios estén disponibles, sino que atiendan con calidad a los peruanos. Recursos hay, usémoslos bien para que los peruanos recibamos servicios de calidad.

 

Fuente: Columna de Opinión publicada en el Diario Correo el 20 de mayo de 2020.

Fuente de la imagen: Gestión.pe