COLUMNA DE OPINIÓN – Anemia, necesitamos repensar la estrategia

Esta semana presentamos un nuevo #RutaIPAE, sobre la Estrategia para Combatir la Anemia en el contexto del COVID-19. Lamentablemente, cuatro de cada 10 niños tienen anemia en el Perú, lo cual los impactará a lo largo de su vida, afectando su salud y capacidad cognitiva. La anemia es un problema serio al cual debemos darle mayor prioridad.

Luego de un estancamiento en reducir la anemia varios años, en el 2019 se logró una reducción de 3,4%, avance que muy probablemente se ha desvanecido en el presente año por los efectos de la crisis económica en la capacidad de las familias de acceder a alimentos.

La estrategia de 2019 tuvo un fuerte énfasis en elementos de salud comunitaria, incluyendo el despliegue de actores sociales a través de visitas domiciliarias, información y capacitación a las familias. El COVID-19 ha impactado directamente en dicha estrategia en la medida que colisiona con las disposiciones de aislamiento y distanciamiento social. La estrategia debe repensarse.

Para impedir la reversión de los avances en la lucha contra la anemia, sugerimos priorizar el paquete básico de la primera infancia, que debe incluir vacunas provistas por la posta de salud, tamizaje de peso y talla en visita de agente comunitario y gotas de hierro por posta de salud o agente comunitario. Adicionalmente, el agente comunitario debe continuar monitoreando a las familias y dándoles consejería nutricional vía telefónica.

Proponemos también brindar asistencia a las familias para una alimentación adecuada, ya sea vía bonos (como se ha venido haciendo), el Programa Qaliwarma (con entrega de canastas de alimentos a las familias) y el apoyo a los comedores populares.

Se sugiere también impulsar la masificación del consumo de alimentos fortificados, en que una alternativa potente es el arroz fortificado enriquecido con hierro, zinc y vitaminas, ya disponible comercialmente en el país.

Cabe mencionar que este año CADE Ejecutivos viene con conversatorios sobre los principales retos económicos y sociales, uno de los cuales abordará justamente el tema de la anemia. Esperemos que muchos se animen a participar en CADE Ejecutivos (17 al 19 de noviembre) y en los conversatorios previos que desarrollaremos (3 al 5 de noviembre).

No dejemos que la anemia avance; no permitamos que muchos niños sean afectados a largo plazo por una inadecuada alimentación.

Columna de Opinión del Diario Correo publicada el 24 de octubre del 2020.