COLUMNA DE OPINIÓN – Adecentemos la política

Por Elena Conterno, presidenta de IPAE Asociación Empresarial.

La mentira, el insulto, el ocultamiento de conflictos de interés y la corrupción lamentablemente han estado y están muy presentes en nuestra política. Partidos cascarón, políticos que cambian de un partido a otro y votaciones individuales -y no por bancada- lastimosamente se han vuelto la regla en el funcionamiento de nuestro sistema político.

Para progresar como país, necesitamos adecentar la política peruana, lo cual requiere cambios en los partidos políticos, en las reglas de elección y financiamiento de partidos, y también en los comportamientos de nuestras autoridades.

Los partidos políticos deben fortalecerse, con planteamientos claros respecto del futuro del país, así como con democracia interna que garantice que todos sus miembros realmente compartan los planteamientos esbozados. Solo así podremos garantizar que sus miembros que resulten electos apliquen una mirada de largo plazo al tomar decisiones –y no prefieran medidas cortoplacistas, por más aceptación popular que tengan- y apliquen los planteamientos que tuvieron en cuenta los electores.

En cuanto a las reglas de elección, bien que el Congreso de la República haya aprobado en segunda votación que quienes han cometido delitos graves no puedan ser candidatos ni asumir cargos de confianza. Ojalá y en los siguientes días apruebe también la norma que perfecciona las reglas de financiamiento de los partidos políticos, así como aquella que elimina el voto preferencial.

Finalmente, en cuanto a los comportamientos de nuestras autoridades, la honestidad, la transparencia y la prudencia deben ser valores fundamentales a pregonar con el ejemplo. La confianza recibida de los ciudadanos debe llevar a una actuación en que prime la verdad, el trato digno a las personas, la aplicación del debido proceso, el uso honesto de los recursos públicos y el respeto a la Constitución y otras normas.

Trabajemos por el adecentamiento de la política. No aceptemos las malas prácticas actuales. En cambio, castiguémoslas en la próxima elección. La situación actual debe cambiar.

 

Fuente: Columna de Opinión del Diario Correo publicada el 12 de setiembre de 2020.