CADE Universitario: corrupción se empieza a instaurar en todos los espacios de poder

Tenemos que analizar y conocer por quién vamos a votar en las próximas elecciones, señaló Elohim Monard

Nadie podría discutir que la corrupción es un veneno que empieza a introducirse en todos los espacios de poder político del Perú y en el CADE Universitario 2018 buscamos que exista gente que sea motor de cambio, señaló el presidente del CADE Universitario 2018, Elohim Monard.

“No podemos negar que vivimos en un país en el cual la corrupción se ha instalado en los gobiernos municipales y regionales, así como en el Congreso”, enfatizó en una entrevista a la Agencia Andina.

Añadió que tenemos que pensar en los jóvenes como futuros políticos que puedan afrontar con valentía y conocimiento, problemas como la corrupción en el sistema político y electoral.

“No creo que podamos solucionar a corto plazo los problemas del Perú si no comprendemos que el foco está en los jóvenes líderes”, apuntó Elohim Monard.

Elecciones Regionales y Municipales

En ese sentido, el presidente del CADE Universitario 2018, Elohim Monard, indicó que entre sus aspiraciones como máxima autoridad de este evento, destaca que los 640 jóvenes del CADE sean ciudadanos activos y tengan una participación importante en las próximas elecciones regionales y municipales.

Asimismo, que vigilen el proceso para que se den unas elecciones justas, se emita un voto informado y que estén atentos a cuáles son los perfiles de los candidatos que participen, para combatir la corrupción de la que somos testigos hace mucho tiempo, dijo.

Además señaló que espera que muchos de estos jóvenes profesionales de diferentes carreras y universidades del país, terminen convirtiéndose en regidores o alcaldes, que pongan en práctica lemas del CADE Universitario 2018 como “Hagamos lo correcto, nuestra batallar es convivir”.

“La convivencia se inicia en el espacio público y este, se gestiona desde las municipalidades principalmente. Yo aspiraría a que luego de estos días de evento, se fomente una semilla en estos jóvenes y se conviertan en alcaldes preocupados por la convivencia en la calle”, finalizó Elohim Monard.