Nueva educación para un nuevo país

El Comercio.- María Isabel León, Miembro del Comité CADE Educación 2017

Este año, CADE Educación se enfocó en reflexionar sobre cómo construir una Secundaria de primera, que genere en los jóvenes un desarrollo integral que les permita construir un proyecto de vida y lograr el desarrollo pleno de sus potencialidades y, con ello, contribuir con una sociedad más justo, mejor y feliz. La educación secundaria está compuesta por más de dos millones y medio de jóvenes estudiantes, distribuidos en todas las regiones del país. De ellos, un 75% es atendido en escuelas públicas, principalmente en áreas urbanas.

Para nadie es desconocido que nuestros estudiantes de 15 años se ubican a la cola de evaluaciones internacionales como PISA y que incluso en las tradicionales evaluaciones anuales que realiza el Ministerio de Educación, éstos muestran todavía un esquivo desempeño integral. Así, el 14.3% de nuestros alumnos de 2° de Secundaria logran índices satisfactorios en comprensión lectora y 11.5% en razonamiento matemático, versus un 46.4% logrado en lectura y 34% en matemáticas, respectivamente, por los niños en 2° grado de Primaria.

Ello significa que tenemos mucho trabajo por hacer, que debemos enfocarnos en ese 89% de jóvenes de secundaria que aún no logran niveles satisfactorios en sus procesos elementales de aprendizaje. Por eso, en esta última edición de CADE Educación, se exploraron diversos temas con el objetivo de beneficiar el enfoque de desarrollo de proyectos de vida en los jóvenes, y promover el acceso de escuelas y maestros a nuevas herramientas de gestión. En síntesis, un CADE que “quede” en nuestra mente y en nuestro corazón.